EXTRAESCOLARES SIN PARAR

Updated: Oct 4, 2021

“Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan el ánimo”

Colosenses 3,20



Salir del cole rápido para llevar al hijo mayor al deporte. Aparcar en doble fila. Volar para dejar al pequeño a la academia de inglés, para que sea un niño con futuro, que sin un idioma no se va a ningún lado. Media hora de pausa para mirar el móvil, entretenerse con algunos mensajes y ver cuatro noticias, y vuelta a recoger a los dos. Y toda la semana más de lo mismo pero con otras extraescolares, porque tienen que salir bien preparados para la vida moderna.


¡Qué manía con llenar la agenda de los niños como si fueran ministros…!


Yo me pregunto si no nos estaremos pasando, si algunos padres no estarán contagiando su estrés a sus hijos, si no estaremos transfiriendo el estrés de la sociedad a los niños y adolescentes.


¿Dónde están esas comidas o cenas toda la familia junta? ¿Dónde están esos paseos por el bosque en familia? ¿Dónde hemos dejado esos cuentos antes de ir a dormir? ¿Dónde está el material para hacer manualidades juntos? ¿Dónde ha quedado todo eso? ¿Por qué no recuperarlo?


Está bien que niños y adolescentes hagan actividades para cultivarse, pero no es necesario que tengan todas las horas de la semana ocupadas. Es bueno tener horas para parar, porque parar no significa no hacer nada. El silencio y el sosiego dan serenidad, calman nuestra alma y nos dan claridad a la hora de tomar decisiones y afrontar la vida mejor.


A los padres les va a hacer bien recordar ese vídeo de Ikea, titulado La otra carta. En él los niños dejan claro que lo que más desean es pasar tiempo con sus padres, jugar a vaqueros, que les hagan cosquillas, que les cuenten un cuento… ¡Así de sencillo y de fácil!


¿Por qué a menudo tratamos de sustituir ese tiempo precioso que debiera ser para los hijos, un tiempo que no va a volver, con un sinfín de actividades y aparatos que les atontan?


Sinceramente, padres, pienso que como decía ese anuncio: “menos es más”. Porque estoy seguro que niños y adolescentes estarán felices de que algunos hagan caso a la cita de san Pablo que nos acompaña hoy.


¡Ánimo a todos y buen curso! Feliz semana y que Dios te siga bendiciendo. :)

P. D.: Si te ha gustado el texto, dale al corazón que hay abajo a la derecha.